Datos del Articulo:

Apuesta Grande en México con el Auge de los Vehículos Eléctricos BYD

México emerge como un punto estratégico para la llegada de compañías de automóviles eléctricos que buscan expandirse en el mercado de América del Norte. La proximidad con Estados Unidos y los beneficios fiscales ofrecidos por el país representan una oportunidad atractiva para incursionar en el continente americano.

Debido a lo anterior, la destacada empresa china de vehículos eléctricos, BYD, tiene la vista puesta en México para establecer su primera fábrica en el país con la intención de expandir su presencia global y facilitar la exportación de sus coches eléctricos hacia los Estados Unidos. Actualmente, la compañía se encuentra inmersa en un estudio de viabilidad para evaluar la construcción de una planta en territorio mexicano, lo que le permitiría no solo reforzar su presencia en México, sino también competir directamente con Tesla en el mercado de Norteamérica.

Además, según un informe emitido por Nikkei, BYD está explorando diversas opciones para la ubicación de su fábrica en México. En este sentido, la empresa está en proceso de negociación con el gobierno federal y autoridades locales para definir la ubicación más adecuada. Entre las alternativas consideradas se encuentran Nuevo León, el estado en el que Tesla está erigiendo su Gigafactory, así como la región del Bajío.

Por su parte, Ray Zou, presidente de BYD México, enfatizó en la importancia de la producción internacional para una marca de alcance global y señalo a México como un mercado estratégico con un considerable potencial de crecimiento. Asimismo, otros estados del sureste mexicano y la Península de Yucatán compiten por ser elegidos como la sede de la nueva planta. En este contexto, el gobierno mexicano ha promovido el desarrollo de proyectos en estas áreas para abordar la crisis del agua que afecta a Nuevo León, lo que podría concederles cierta ventaja en el proceso de selección.

Mas específicamente, la construcción de la planta de BYD en México es parte de una estrategia agresiva destinada a consolidar su presencia en el país y expandirse por América Latina. Por lo cual, la compañía inició sus operaciones en marzo de 2023 con la meta de vender 50.000 vehículos este año 2024. Por lo que actualmente, cuenta con 11 grupos de distribuidores en México y ha establecido una alianza con la cadena Liverpool para la venta de algunos de sus modelos.

También te puede Interesar:   Así Avanzaron Grandes Construcciones en México | Diciembre 2023 - Parte 2

Es importante mencionar que, los primeros indicios sobre la construcción de una planta en México surgieron en septiembre de 2023, cuando Stella Li, vicepresidenta global de BYD, mencionó la posibilidad de fabricar vehículos en el país durante una entrevista en donde mencionó que las operaciones servirían para satisfacer la demanda local y permitirían expandirse a otros países de América Latina.

Por otro lado, una de las ventajas que BYD obtendría al ensamblar sus vehículos en México es el bajo costo de exportación a Estados Unidos, impulsado por el Tratado de Libre Comercio entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC). Incluso, según datos del Departamento de Comercio de EE. UU., las importaciones desde México aumentaron en un 37,7 % durante 2022, alcanzando los 149.946 millones de dólares.

Con la finalidad de evitar aranceles, los fabricantes deben fabricar las partes esenciales y comprar al menos un 70 % del acero y aluminio en la región. Las ventajas del T-MEC han motivado a empresas como Tesla y BMW a invertir en México. Mientras Tesla confirmó su Gigafactory en Monterrey a comienzos de 2023, BMW destinó 800 millones de euros para construir una planta en San Luis Potosí, dedicada a la producción de baterías.

Sin embargo, aunque BYD no ha proporcionado detalles específicos sobre la nueva planta en México, la instalación de una fábrica representaría una oportunidad para fortalecer su presencia en el mercado estadounidense a costos más competitivos.

Cabe mencionar que la carrera en la producción de vehículos eléctricos está en pleno auge. Los dos principales competidores del sector, BYD y Tesla, han puesto su atención en México para establecer polos de fabricación que faciliten su expansión internacional.

No obstante, según Bloomberg, el estado de Nuevo León y la región del Bajío son las áreas con mayor probabilidad de que BYD instale su fábrica; sin embargo, como lo mencionamos anteriormente, el sur de México, en particular la Península de Yucatán, también se considera una posibilidad. Esta sería la segunda fábrica que BYD instalaría en América Latina, después de la de Brasil, para la cual se ha contemplado una inversión de aproximadamente 605 millones de dólares.

De esta manera, BYD seguiría los pasos de Tesla, cuyo magnate Elon Musk anunció en 2023 la construcción de una Gigafactory en el estado de Nuevo León, al norte de México, con miras a comenzar la producción de vehículos en 2026.

También te puede Interesar:   Noticias de Infraestructura de la Actualidad de México | 4° Semana Mayo

Y es que, aunque la firma china, concentra la mayoría de sus ventas en el gigante asiático, tiene la mira puesta en expandir su presencia a nivel global. Además de México, BYD está construyendo nuevas plantas en el extranjero y ampliando sus exportaciones desde China.

Por último, en cuanto a la estrategia de consolidación de las ventas de automóviles eléctricos, México emerge como un elemento potencialmente crucial, gracias a los acuerdos comerciales entre México y Estados Unidos los cuales ofrecen a las marcas que producen parte de sus vehículos en suelo estadounidense la oportunidad de beneficiarse de descuentos fiscales atractivos. Este factor ha sido un impulso significativo para la llegada de fabricantes como Tesla, así como para las inversiones realizadas por Ford en el país.

Puesto que actualmente, el mercado estadounidense presenta barreras para los fabricantes de automóviles eléctricos chinos, quienes enfrentan un arancel del 27,5% al importar sus vehículos allí. A pesar de que todos los fabricantes pagan un arancel del 2,5% al importar sus vehículos fabricados fuera de Estados Unidos, durante la administración de Donald Trump se impuso un arancel adicional del 25% a los fabricantes que intentan vender automóviles producidos en China en el país.

Es por ello que, al establecer operaciones en México, BYD podría aprovechar dos posibilidades. En primer lugar, podría fabricar vehículos específicamente destinados al mercado estadounidense, enfrentando el arancel estándar del 2,5%. Y, en segundo lugar, en caso necesario, podría eludir cualquier arancel si parte de la producción de dichos vehículos se realiza en suelo estadounidense, beneficiándose así de la Ley de Reducción de la Inflación que fomenta la fabricación de automóviles eléctricos tanto en Estados Unidos como en países con acuerdos comerciales especiales, como México o Canadá.

 

Video Recomendado:

Comparte esta Noticia

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Artículos que te pueden interesar

Noticias Recientes

Lo más leído

Reportajes

Contact Us

Scroll to Top