Datos del Articulo:

El Túnel de Mont Cenis: Una Proeza de Ingeniería en el Corazón de Europa

En Europa, una obra de infraestructura está tomando forma, una que desafía la envergadura, ambición y complejidad de cualquier proyecto civil en la región. El impresionante Túnel de Mont Cenis, también conocido como el Túnel Mont d´Ambin, está siendo construido en la frontera entre Francia e Italia, con el propósito de conectar las ciudades de Lyon y Turín. Cuando se complete, se convertirá en el túnel ferroviario más largo jamás construido, con dimensiones impresionantes: una galería bitubo de vía única que se extiende a lo largo de 57,5 kilómetros.

Un Vínculo Ferroviario Gigantesco

El Túnel de Mont Cenis, una maravilla de la ingeniería moderna, abarca 45 kilómetros en suelo francés y 12,5 kilómetros en territorio italiano. Su objetivo es acortar la distancia entre las estaciones internacionales de Saint-Jean-de-Maurienne y Susa/Bussoleno, eliminando la necesidad de transporte por carretera en la región alpina y facilitando el movimiento entre Lyon y Turín.

El Túnel Más Largo del Mundo: Un Título Disputado

El Túnel de Mont Cenis ha sido presentado como “el túnel ferroviario más largo jamás construido”, pero esta afirmación no está exenta de controversia. Aunque sus impulsores en Francia e Italia insisten en que es el más largo, otros túneles, como el de San Gotardo y el de Brenner, también se disputan este título. El Túnel de San Gotardo tiene 57,1 kilómetros de longitud, mientras que el de Brenner se acerca a los 55 kilómetros entre Innsbruck (Austria) y Fortezza (Italia).

Sin embargo, el Túnel de Brenner tiene una variante ferroviaria al sur de Innsbruck, conocida como el Túnel del Valle del Inn, que se conecta con el Túnel de Brennero y aumenta la longitud total de la línea a 64 kilómetros entre Tulfes/Innsbruck y Fortezza. Los responsables de este proyecto argumentan que esto lo convierte en “el tramo ferroviario subterráneo más extenso”.

Parte de un Ambicioso Plan de Infraestructura

Estos tres grandes túneles de base, Mont Cenis, Gotthard y Brenner, son parte de un sistema de galerías diseñado para facilitar el tránsito por la región alpina. Este plan de infraestructura forma parte del Corredor Mediterráneo que cruza gran parte de la Unión Europea, desde España hasta Hungría, en un recorrido de miles de kilómetros. La línea Lyon-Turín se divide en varios tramos, incluyendo el trecho transfronterizo entre Piamonte y Saboya, el recorrido italiano de Bussoleno a Turín y el tramo francés que va desde Saint-Jean-de Maurienne hasta Lyon.

También te puede Interesar:   La Implementación del Metaverso en el Desarrollo de Infraestructuras

Una Inversión de Gran Magnitud

El costo del tramo transfronterizo entre Italia y Francia, que implica movilizar a miles de trabajadores, asciende a cerca de 8.600 millones de euros, financiados por Francia, Italia y la Unión Europea, que aporta una parte significativa de los fondos. La inversión total en la nueva línea Lyon-Turín será considerablemente mayor.

Las obras principales del proyecto se espera que estén concluidas para 2030, con dos años adicionales de pruebas. Además de la construcción del túnel, en julio se informó que una de las siete tuneladoras necesarias para acelerar la excavación ya se encuentra en el lugar.

El Túnel de Mont Cenis es una proeza de ingeniería que forma parte de un proyecto más amplio destinado a mejorar la conectividad en la región alpina y en toda Europa. A medida que avanza hacia su finalización, seguirá siendo un hito en la historia de la ingeniería civil en Europa y un ejemplo de lo que es posible cuando se abordan los desafíos de infraestructura con visión y determinación.

Comparte esta Noticia

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Artículos que te pueden interesar

Noticias Recientes

Lo más leído

REPORTAJES

Contact Us

Scroll to Top